ANA MARÍA SAMPEDRO BARRERA
Coslada, Madrid
Anchorage, Alaska
Estado Unidos
TRYING NEW THINGS
martes, 29 de octubre de 2019
TRYING NEW THINGS

Desde que he llegado aquí no hago más que probar cosas nuevas y vivir nuevas experiencias. Muchas de las cosas, no había tenido nunca la oportunidad de hacerlas porque no es algo que puedas encontrar fácilmente en España. Sin embargo, hay otras que no había probado por miedo a fracasar o a no hacerlo tan bien como me gustaría.

Empecé con flag football, pero la temporada terminó hace un tiempo. Ahora estoy en ice hockey y estoy esperando a que salga más información sobre xc skiing para compaginar ambos deportes en la misma estación. Además, estoy en la clase de baile, bailando y disfrutando un estilo que nunca he sentido que se me diera bien del todo, baile moderno (yo soy más de hip hop), y en mi tiempo libre quiero intentar aprender a tocar la guitarra por mi cuenta.

2 semanas después de llegar entré en el equipo de flag football a pesar de no tener ni idea de cómo jugar y de haber pasado todo el verano sin dar un palo al agua en lo que a condición física se refiere (bueno, y no nos vamos a mentir, en general también). Los primeros días con mis compañeras fueron un poco duros, porque ellas ya llevaban un mes juntas y había algunas bromas internas de las que yo no estaba al tanto. Parecía que se conocían muy bien entre ellas, y yo era la nueva, y ni siquiera me sabía sus nombres. Sin embargo, las chicas me acogieron súper bien, y, con la ayuda de mi coach y de mis compañeras, conseguí comprender cómo funcionaba el juego y llegué a entender lo que estaba haciendo en cada momento. Gracias a esta experiencia practicando este deporte es que ahora disfruto viendo el fútbol americano. Por el final de la temporada, sentía que ya sabía un poco más de mis compañeras, y estoy muy contenta de haberlas conocido a todas.

Cuando terminó la temporada de flag football, decidí que tenía que encontrar algo que hacer en mi tiempo libre; porque a mí el tiempo libre me viene bien, pero no en exceso. Es por eso que decidí apuntarme a ice hockey con la otra estudiante de intercambio de mi instituto. El primer día fue horrible, y salí de la pista de hielo arrepintiéndome de haber tomado esa decisión y con ganas de tirar la toalla y no volver a intentarlo. Y es que hockey es algo diferente del resto de deportes, porque antes que nada tienes que aprender a desplazarte; ya que, a pesar de que en flag football no tuviera ni idea del funcionamiento del juego, al menos sabía correr, pero el primer día del entrenamiento de hockey descubrí que no sabía patinar sobre hielo. Y estoy hablando de esto en pasado, como si fuera una fase que ya he superado, pero no, aún me quedan un montón de cosas por aprender y un montón de cosas por mejorar. Ahora llevo ya alrededor de siete prácticas y me he dado cuenta de que no soy la única y de que las demás chicas que también están empezando este año están igual que yo. Es por eso que he decidido que lo que tengo que hacer es dar lo mejor de mí misma, aplicar los consejos de los entrenadores y tener una actitud positiva.

Estoy muy contenta con cómo me está yendo el probar cosas nuevas y el vivir experiencias que nunca pensé que llegaría a vivir. Me gustaría hablar de todo en esta entrada del blog, pero sé que necesitaría otras cuantas más para contar todos los aspectos de esta gran experiencia, así que por hoy lo voy a dejar aquí.

¡Fin del comunicado!

2019-10-08_03.21.48_1[1].jpg 2019-10-25_09.04.52_1[1].jpg 20191028_175554[1].jpg IMG_20191009_163608_756[1].jpg