MARÍA ESTÉVEZ ESPINOSA
La Navata (Galapagar), Madrid
Clinton, Ontario
Canadá
¡Regionales allá vamos!
jueves, 7 de marzo de 2019
¡Regionales allá vamos!

En mi instituto, CHSS, curling no es un deporte muy popular. No es uno de esos deportes que recibe un montón de fondos como hockey o baloncesto. Y, desde luego, no es uno de los deportes que tenía en mente practicar. De hecho, antes de venir a Canadá lo único que sabía de curling era lo poco que había visto de pasada en las olimpiadas.

Cuando descubrí que podía apuntarme y que, al ser uno de los deportes menos populares, no hacía falta pasar try-outs, no me lo pensé dos veces. 

Con cinco chicas sólo podiamos presentar un equipo a las competiciones (tienen que estar formados por al menos 4 personas) y, como es lógico al ser mi primer año, yo era la chica de reserva. Sin embargo tras un par de prácticas me hice muy amiga de Parker, la Skip de mi equipo, y me propuso practicar un par de días después de clase. Práctica tras práctica, fui mejorando y en un par de meses pasé de reserva a jugar como parte del equipo. 

Hace tan solo un mes empezaron los primeros partidos clasificatorios y, tras ganar Huron's (los pueblos de la zona) y Huron Perth (todo el condado), yo ya estaba más que sorprendida. Hace un par de días se celebró WOSSAA, la competitición que incluye colegios de todo el oeste de Ontario. Tras el primer partido mis esperanzas de ganar la final no eran muy grandes. Fue un partido durísimo y en el momento en el que nuestra última roca se declaró vencedora ninguna de nosotras pudo reprimir las lágrimas. Fue la primera vez en mi vida que lloré de alegría. Todo el mundo se sorprendió bastante de que un instiuto tan pequeño y con tan pocos recursos para un deporte se hubiese hecho un hueco en los provinciales de Ontario. Tras la entrega de premios y casi sin darnos tiempo para asumir la noticia, el periódico se presentó para hacernos fotos y entrevistarnos individualmente.

En dos semanas viajaremos a North Bay para los campeonatos regionales (OFSSA).

Sigo sin poder creer todo lo que esto me ha aportado. Me alegro de poder decir que Parker se ha convertido en mucho más que una amiga para mí, es como mi hermana (y no sólo porque de verdad parecemos hermanas). He aprendido que cuando de verdad te interesas por algo, por muy poca experiencia que tengas, si pones las ganas y el interés suficiente, nada más importa. He aprendido a controlar mis nervios, incluso cuando todo parecía perdido y que, como en la vida, un último tiro puede marcar la diferencia.

En la foto, de izquierda a derecha: Parker (Skip), Loren (Vice), Amy (Second), María [yo](Lead) y Paige (Reserve).