CRISTINA ESPARÍS BOUZAS
Brión, Galicia
Chelsmford, Ontario
Canadá
Mi segundo mes en Canadá.
lunes, 5 de noviembre de 2018
Mi segundo mes en Canadá.

Cuántas cosas me han pasado en octubre.

La primera semana de octubre fue la Spirit week en mi instituto. Cada día de la semana tuvimos que vestirnos de una forma diferente y, el viernes, salimos a celebrar el Spirit day. A pesar del frío que hacía, fue un día mágico. Repartieron a todo el instituto en diferentes equipos para ir haciendo juegos durante toda la mañana. Tenía las expectativas demasiado altas para esa semana, y sin duda alguna, ¡se cumplieron! El Spirit day va a ser algo que voy a recordar para siempre, ya que fue impresionante principalmente porque me uní mucho más a mi grupo de amigas canadienses.

También he hecho mis primeras horas de voluntariado, las primeras que hice fue como mentora en una conferencia sobre el poder de ser una mujer. El resto de mentoras y yo éramos las encargadas de controlar a un grupo de niñas de grado 8. Pensé que iba a ser muy difícil hacer esto debido al idioma, pero todo lo contrario, fue una experiencia alucinante, ¡y me lo pasé genial! Además, como voluntariado también fui a servir comida a un establecimiento y a pesar de que esto a primera vista puede parecer algo aburrido, no lo fue. Al estar con amigas, las 8 horas que pasé allí se me hicieron muy cortas.

El día 18 de octubre, tuve mi primera excursión con el instituto, ¡y con sleepover incluido! Fuimos a Killarney, un gran parque natural situado en la costa norte de la bahía de Georgia. Este viaje era principalmente para aprender sobre las primeras naciones de Canadá, pero acabó siendo mucho más que eso. Acabó siendo una experiencia enriquecedora, maravillosa e increíble. El día después de esta excursión fue el cumpleaños de mi host sister y para celebrarlo, fuimos a comer sushi. Era la primera vez que probaba el sushi, y me encantó. 

Por fin puedo decir que he visitado Toronto. ¡He ido a Canada's Wondeland y a Vaughan Mills! Sin duda alguna, me ha parecido un lugar precioso, y Canada's Wonderland también fue increíble. Ese día vi la nieve por primera vez y mi reacción fue como la de una niña pequeña, empecé a gritar y a saltar por toda la casa. ¡La nieve es preciosa!

Para acabar este mes, que se me ha pasado volando, he ido a hacer truco o trato con mi familia para celebrar Halloween. ¡Hemos acabado con cinco bolsas enteras llenas de chucherías! Me ha sorprendido ver lo diferente que es esta fiesta aquí en comparación con España. Ha sido estupendo.

Después de escribir todo esto, puedo decir que octubre ha sido fantástico y ojalá pueda pasar muchísimos más meses así durante mi estancia aquí. No me quiero ir nunca.