Irene Sánchez Redondo
Boadilla del Monte, Madrid
Dauphin, Manitoba
Canadá
Let it snow, let it snow, let it snow!!
viernes, 27 de octubre de 2017
Let it snow, let it snow, let it snow!!

Oh, the weather outside is frightful
But the fire is so delightful
And since we've no place to go
Let it snow, let it snow, let it snow

¿Qué pasaría si, a casi dos meses de estar en Canadá, es decir, octubre, miraras el tiempo del día siguiente, como haces todos los días para ver la ropa que necesitas, y vieras en tu aplicación en el móvil que durante toda la noche nevará?

Yo creo que hice lo que cualquier persona racional que no ha visto nieve en años. Es decir, sonreír hasta que te duela la boca; volverte loc@ pensando que harás en la nieve al día siguiente y a quién atacarás con esa primera bola de nieve que harás; ese pequeño salto que das al andar, que parece que te hiciste daño y no puedes caminar bien; y por supuesto, esas ganas de no dormir hasta ver el primer copo de nieve caer del cielo.

Man it doesn't show signs of stoppin'
And I brought some corn for poppin'
The lights are turned way down low
Let it snow, let it snow, let it snow

Como no, el día que quieres acostarte tarde para ver ese copo de nieve caer, te quedas dormido antes que cualquier otro día, al haber agotado toda la energía restante que tenías en esos pocos segundos de éxtasis al descubrir el acontecimiento más esperado desde que sabías que ibas a venir aquí.

When we finally kiss good-night
How I'll hate going out in the storm
But if you really hold me tight
All the way home I'll be warm

Llegó el día, lo primero que haces es apagar la alarma del móvil que suena en tu oído al despertar, y ves al hacerlo que tienes mensajes de tus amigos diciendo que ha nevado y que vayas a mirar por la ventana la manta blanca, que, por más que quieras no da calor.

Saltas de la cama, y sales corriendo hacia tu ventana, y, ves por fin, lo que habías esperado… nieve. Algo que no habías visto en un año, quizás años, o puede que en toda tu vida.

And the fire is slowly dying
And, my dear, we're still good-bye-ing
But as long as you love me so
Let it snow, let it snow, and snow

Te vistes y desayunas a la velocidad de la luz y esperas el momento en que puedas salir por la puerta a sentir el frío exterior, pero a la vez ese fuego interior, lleno de energía y emoción que corre por tus venas.

Cuando, por fin, sales, esa gran sonrisa aparece en tu cara.

Al llegar al instituto, ves que todos tus amigos que sientes lo mismo que tú, también tienen esa sonrisa pegada a sus caras, y decidís salir afuera a la hora de comer.

When we… 

Empiezan las clases…

When we finally kiss good-night

Y con ellas la cuenta atrás…

How I'll hate going out in the storm

Para llegar a ese tiempo libre…

But if you really grab me tight

En el que podréis salir a disfrutar de la nieve, aunque sea un rato pequeño.

All the way home I'll be warm

Después de horas de espera, por fin podéis salir a la calle a sentir la nieve a través de la tela de vuestros guantes.

Como no, siempre está el listillo, que lanza la bola de nieve al primero que pasa a su lado, te lanza a ti una por estar embobado viendo el precioso paisaje nevado ante tus ojos.

Te das la vuelta y le ves riéndose de ti, y de la marca que ha dejado la nieve en tu abrigo. Te agachas, coges un montoncito de nieve, la mueves en tus manos haciéndola una bola, apuntas, y lanzas, dándole justo en el pecho, dejando una gran marca circular en todo el centro…

Empezando así la primera pelea de bolas de nieve del año…

Oh the fire is slowly dying
And, my dear, we're still good-bye-ing
But as long as you love me so
Let it snow, let it snow, let it snow