CELIA SÁNCHEZ RODRÍGUEZ
Málaga, Andalucía
Mosinee, Winsconsin
Estado Unidos
"Hazlo por los tacos"
lunes, 2 de marzo de 2020

Un día en clase de AP Chemistry, mi compañera de laboratorio me propuso la idea de unirme al equipo de gimnasia artística de mi instituto. Creo que no tardé ni un segundo en decirle que sí, me encantó la idea de poder probar un deporte que me fascinaba y que sólo había visto en la televisión. Cuando tuvimos una reunión con nuestras coaches, la idea de entrenar durante 3 horas, 3 días a la semana, más speed training, más weightlifting, durante 4 meses, me hizo replantearme las cosas; pero aun así no cambié de decisión. Y ahora estoy segura de que apuntarme a este deporte ha sido una de las mejores cosas de esta experiencia.

El primer día que puse un pie en el gimnasio, no fui capaz ni de subirme a la barra de equilibrio porque me dio vértigo. Los primeros días no sabía hacer nada y no entendía la mitad de lo que teníamos que hacer porque nunca había escuchado los nombres de los movimientos en inglés. Para cuando terminó la primera semana yo ya quería dejar el equipo. Pero poco a poco mejoré, añadí dificultad a mis rutinas y acabé consiguiendo resultados más altos que algunas de mis compañeras que ya habían hecho gimnasia el año anterior.

Y es que lo que empezó como un "voy a probar un deporte que solo he visto en la tele" acabó convirtiéndose en mi rutina diaria. Ir a entrenar era como ir a pasar 3 horas de chill con amigas.

Así que esta entrada va por ellas, por cada vez que bailamos todas juntas la rutina de Avery, por cada vez que Kris y Tami (las coaches) hicieron llorar a Brianna, por Kelsey y sus bailes sin ganas que transformamos en todo lo contrario, por todos los entrenamientos que Piper se saltó, por cada vez que tuvimos que forzar a Aries a hacer sus pases, por Kaiya y todas las veces que hizo el ¨shushunova" y por Jade siendo la profesora oficial del equipo. Por todas las veces que montamos y desmontamos el gimnasio, por los días extras que tuvimos que entrenar para aprovechar el suelo de muelles, por todas las risas en los entrenamientos, por las caídas (con sus correspondientes daños colaterales), por cada viaje en autobús jugando a verdad o atrevimiento, por todas las veces que nos dejamos los pulmones cantando y cabreamos al conductor, por cada vez que nos animábamos en las competiciones diciendo "hazlo por los tacos", por todas las veces que cenamos después de competir en Taco Bell y en Culvers y conseguíamos nuestras recompensas, por esa cena de equipo que nunca hicimos, por pasarnos cada rotación libre comiendo en las gradas, por ser el equipo que más come, por ayudarnos las unas a las otras, por escucharnos, por ser capaces de crear un equipo.

Gimnasia artística me ha dado la segunda familia de la que todos hablaban cuando contaban sus experiencias en los deportes. Me ha enseñado que en la amistad no importa ser freshman, sophomore, junior o senior, me ha hecho feliz durante 4 meses de esta experiencia, me ha dado ese sentimiento de ¨por fin he encontrado mi lugar¨ y me ha ayudado a despejarme cuando lo he necesitado.

La temporada ya ha acabado, y se ha llevado con ella un trocito de mi corazón.

Gymnastics (0) Gymnastics (1) Gymnastics (3) Gymnastics (4) Gymnastics (5)