ADRIÁN LARRAZ CÁNOVAS
MURCIA, Murcia
Eugene, Oregón
Estado Unidos
December
lunes, 7 de enero de 2019
December

Diciembre empezó con una despedida. Nuestro amigo Diego, también estudiante español, se tuvo que cambiar de familia adoptiva. Así que unos amigos organizaron una despedida en el centro comercial donde comimos y vimos la película del Grinch todos juntos.

Acercándose la Navidad fuimos a cortar un árbol y colocamos la decoración por la casa. Fue muy entretenido y algo que nunca había hecho antes.

Un fin de semana fuimos a ver unas cataratas asombrosas. El camino hasta allí fue de película y fue una manera genial de pasar el finde.

El día de San Nicolás mi host mother nos trajo chocolates y dulces a mi host sister y a mí. Tal como en la tradición alemana donde dejas tus zapatos en la puerta de tu habitación y San Nicolás te trae comida.

Entre otros cambios en el trimestre me apunté al programa de actividades al aire libre. Una clase donde aprendemos literatura en la naturaleza y hacemos distintas actividades y juegos. Considero que es la mejor asignatura que hay en la escuela y un tanto inusual.

Hubo otro día en el que me fui con todos los estudiantes a un mercadillo navideño donde compramos regalos y fuimos a patinar sobre hielo con la supervisora. ¡Fue genial!

Con la Navidad cada vez más cerca, hicimos casitas de jengibre, algo que no había hecho nunca y me pasé muy bien haciendo. También fuimos en busca de casas con luces navideñas extraordinarias.

En el último día de clase terminé mis exámenes satisfecho y fui a una fiesta durante el recreo en el teatrillo del instituto con todos los compañeros de drama. Teníamos snacks y música navideña (por supuesto) y nos lo pasamos muy bien bailando y hablando. Justo después había otra fiesta en el programa de actividades al aire libre (IOP) donde estuvimos haciendo pizza en el jardín interior del instituto y fue genial.

Y para mí uno de los mejores eventos del año: Bunnybots 2018! La liga fuera de temporada de robótica, con nuestro robot FROG listo y preparado fuimos a Portland un fin de semana donde acampamos en el gimnasio. Sorprendentemente estuvimos muy entretenidos jugando con los aros hasta las 11. Al día siguiente tuvimos la competición en sí donde debíamos lograr con el robot separar bolas rojas de azules y ponerlas en cajas. Nuestro robot era muy bueno en esto pues teníamos 6 sorters y un programa autónomo que cuando funcionaba nos daba muchos puntos. La experiencia fue genial: estuve estudiando a los otros equipos, hablando con ellos, tuve la oportunidad de controlar al robot y tuvimos una ronda de competición muy buena. Al final fuimos seleccionados los primeros por uno de los top 4 equipos en su alianza y quedamos finalistas.

El fin de semana anterior a Navidad mi familia me llevó a esquiar. Esta era mi primera vez, pues en Murcia, de donde soy, no hay mucha nieve. Fue increíble y descubrí que se me daba mejor de lo que esperaba. Con mi host sister estando en la patrulla de rescate de esquí tuve la seguridad y oportunidad de esquiar a menudo. Al final del día ya podía ir por las rutas fáciles.

¡Y llegó la Navidad! Abrí mis regalos con entusiasmo y me encantaron: un libro sobre las altas capacidades y robótica, una camiseta, un juego de mesa, mi propio calcetín hecho a mano por mi host mother… Tuvimos una cena con unos amigos y vimos una peli.

Unos días después fui al centro de aves rapaces que está cerca de mi casa con mi familia. Fue muy bonito y me gustó estar en contacto con la naturaleza.

A finales de mes me fui a la fiesta de cumpleaños de una amiga donde jugamos con Realidad Virtual, juegos de mesa, videojuegos etc.

Justo después, fuimos dos días a la costa a Newport donde fui a un acuario con medusas, pirañas y estrellas de mar. También pude ver leones marinos en su hábitat natural.

 

¡Diciembre ha sido inolvidable!