Lorenzo Galindo Girón
Albacete, Castilla-La Mancha
Carbonear, Terranova y Labrador
Canadá
Canadá, un Sueño.
miércoles, 11 de octubre de 2017
Canadá, un Sueño.

Bueno, pues ya llevo aquí un poco más de un mes, y desde que he llegado todo ha sido un no parar. Que si al principio, hay que conocer el pueblo y un poco la gente y los lugares importantes, que si luego empiezas el instituto, y vas agobiado porque tienes mil cosas que hacer, y que dentro de poco llegan los primeros exámenes, y hay que estudiar… Bueno, pero en esta entrada no voy a contar nada de eso. En esta entrada voy a contar como es todo lo que estoy viviendo, este sueño hecho realidad. He de decir que todo ha superado mis expectativas:

 

  • El pueblo yace a orillas del mar, bueno del océano, por lo que hay unas vistas muy bonitas desde todos los lugares de la zona, aunque no es que sea muy grande, tiene lo suficiente y necesario. Este lugar te da unas maravillosas oportunidades muy distintas a las de una gran ciudad.
  • La familia, no puede ser mejor, ella cocina muy bien, lo cual me encanta, ya que no comemos casi comida basura. Son muy activos, les encanta ir de camping (en un mes ya he ido tres o cuatro veces). Les encantan los animales, y tienen tres perros, de los cuales, se podría decir que para mi solo hay uno, ya que uno de ellos está sordo y ciego, por lo que no se entera mucho de la cosa, y el pequeñajo me tiene miedo, igual que a todo el mundo.
  • La casa es muy grande, igual que casi todas las de por aquí, y tiene unas vistas al mar espectaculares.
  • El instituto no puede ser más al puro estilo americano como el de las películas, con el autobús amarillo que te lleva y te trae, los pasillos llenos de taquillas…; y en cuanto suena el timbre de cambio de clase, al profesor no le da tiempo ni a decir adiós, ya que todo el mundo ha desaparecido de la clase.
  • Las asignaturas es lo mejor en comparación con España; ya que puedes elegir lo que quieras, y no tienes ninguna obligatoria. Pero conseguir las asignaturas que quieres no es tarea sencilla, ya que tienes que elegir mucho entre unas asignaturas u otras, y pierdes algunas de las que quieres. De las que tengo que más me gustan son nutrición, en la cual aprendes mucho sobre los alimentos y una vez a la semana cocinas algo; y música, aunque podría decirse que es guitarra, porque es en el instrumento que nos vamos a basar todo el curso.
  • La gente aquí es muy amable y le encanta hablar, con tan solo ir al centro comercial o al Tim Hortons, ya te tiras hablando un buen rato con el personal, y al final, todo el mundo te acaba conociendo, porque siempre que vas tienen algún tema que sacar.

 

La verdad que pensé que estas primeras semanas se me iban a hacer muy duras, muy cuesta arriba, pero al final, todo ha sido bastante fácil. Los primeros días con los estudiantes internacionales, tratando de conocerlos a todos, pero al cabo de unos días yendo al instituto los amigos canadienses empiezan a llegar. Yo también me he facilitado mucho este camino abriéndome muchas puertas, ya que me he apuntado a casi todo lo que podía: hockey, cadetes, gimnasio, club de dardos, piscina... Y al final, tras ir a todos estos sitios, te das cuenta de que coincides con algunas personas en varias cosas, y empiezas a hablar y a quedar, y al final se forma una amistad. Incluso cuando menos te lo esperas, alguien te viene y te habla y te dice que si tienes planes, que si no que te puedes ir con él y sus amigos a dar una vuelta y pasar el rato.

 

Y así es el sueño en el que estoy viviendo, el que espero que no cambie por un tiempo.