CRISTINA ALLO PLANO
Zaragoza, Aragón
Edmonton, Alberta
Canadá
23 DÍAS VIVIENDO UN SUEÑO
sábado, 21 de septiembre de 2019
23 DÍAS VIVIENDO UN SUEÑO

Los primeros días estaba en shock, simplemente no me lo creía, recuerdo levantarme por la mañana el primer día y pensar ¿Qué hago aquí? pero la familia siempre ha sido muy amable conmigo y me han incluido en todas sus actividades. Al tener 3 niños me vi un poco desbordada al principio porque querían que jugara con ellos a todo y eran súper activos, pero luego terminé agradeciéndolo porque me hizo sentir más unida a la familia.

El día 1 de septiembre conocí a la que va a ser mi compañera durante tres meses. Se llama Lisa y es de Bélgica y nos hemos hecho inseparables, literalmente. Vamos juntas a todos lados y me ha hecho sentir que tengo un gran punto de apoyo en Edmonton, lo cual agradezco muchísimo.

Algo que me hace sentir súper agradecida también, es el grupo de gente de España que he conocido gracias a la beca, no he podido tener más suerte con los becados de Edmonton. Nos apoyamos entre nosotros y compartimos nuestras respectivas experiencias lo cual nos hace sentir acompañados pues sabemos que tenemos a alguien viviendo lo mismo que nosotros.

El primer día de instituto fue un caos, me sentí súper desubicada y fue el único día que tuve un verdadero bajón emocional porque empecé a agobiarme con el tema de cómo iba a hacer amigos allí y si iba a estar sola. Pero a día de hoy ya he establecido bastantes amistades con gente súper diferente a mí, lo cual me enriquece muchísimo a nivel personal ya que en Canadá conviven muchísimas culturas y religiones distintas. Por todo esto, me he dado cuenta de que simplemente hay que dejar las cosas fluir, es normal sentirnos perdidos al principio pues nuestra vida ha dado un giro de 180º pero no por sentirnos mal el primer día quiere decir que vamos a estar así el resto del año.

Como asignaturas del primer semestre he escogido: leadership, inglés, física y choral music. El sistema educativo es súper diferente al español pero estoy súper contenta con todas ellas y me ayudan a desarrollar otro tipo de habilidades a las que estoy acostumbrada.

Ahora mismo soy una montaña rusa emocional, tengo momentos de subidón y otros en los que estoy agotada (creo que me sigue afectando el jet lag jajaja) pero no puedo estar más emocionada por las experiencias que voy a vivir. Me he apuntado a varios clubes: el ninja warrior, el club de debate, el de voluntariado y el miércoles tengo una audición para el musical del instituto "Heathers", algo que me hace estar súper emocionada porque si me cogieran sería un sueño hecho realidad.

Esto es un resumen de mi experiencia hasta ahora y de cómo me van las cosas, pero seguiré informando. Lo único que me queda por decir es GRACIAS por esta oportunidad.