SANTIAGO ARBELÁEZ MIRANDA
Santiago de Compostela, Galicia
Programa ATT
Lo repito, GRACIAS
martes, 13 de julio de 2021
Lo repito, GRACIAS

-¿Cómo que vamos a hacer dos cursos? ¿Y bachillerato?

En fin, si pudiese hablar con mi yo de hace ya casi un año, le diría que se calmase un poquito, que no era para tanto y que iba a agradecer toda su vida aquellos “dos cursos”.

El primer día, supongo que, como todas, estaba que no mantenía el pulso de los nervios, (¿Y si resulta que no sabes inglés y no entiendes nada? ¿Y si no les caes bien? ¿SE PUEDE SUSPENDER UN CURSO?). Demasiadas situaciones hipotéticas para mi estabilidad mental XD. 

Fue leer lo que nos habían propuesto hacer como proyectos y respirar con más calma. Y no solo con más calma, sino también con mayor ilusión y entusiasmo  ¡¡HABÍA QUE HACER UNA CANCIÓN!! ¡¡Y HACER UN DISEÑO DE UN INVENTO PROPIO!! ¿Podía aquello ser una fantasía más grande? Pues resulta que sí. Y si alguien lo pone en duda es que no ha conocido a mis compañeras de clase. 

Tengo que admitir que por lo corto del curso con el MIT no llegué a trabajar con todas, y la verdad es que a día de hoy me da mucha pena porque con las que compartí semanas de breakout rooms, domingos de estrés y muchas cuentas atrás, lo pasé en grande. 

Como me reí con Marta y Jacobo, lo que aprendí de María (pasará a la historia como Mary Heather) por no hablar de lo simpática que eran Eva y Claudia (perdón por confundir vuestros nombres siempre : /). Pero es que no era solo eso, Kaitlyn McCormack (nuestra tutora) no se quedaba atrás, me acuerdo cuando nos quedamos riendo en bucle por ver zorros gritando. Siempre fue muy amable y tenía mucha paciencia, que -conmigo por lo menos- hace mucha falta. Me hacía ilusión también que fuese de una edad próxima a la nuestra, creo que le aportaba cercanía a la situación (puede que quizás simplemente fuese porque era ella).

A pesar de todo lo bueno, sentía que el curso solo estaba enfocado para una parte de las becadas y que yo no tenía nada que ver con esa parte. Elegí bachillerato de artes, así que intenté darle un toque creativo a todos los trabajos, aunque a veces no los encontraba muy atractivos. Por otro lado, me encantaba ver las propuestas de las demás los viernes y he de decir que a veces (por no decir siempre) terminaba con la autoestima y la fe en mis capacidades por el suelo, así que si hay alguien leyendo esto que entregase proyectos como los que vi, mis dieces y mis respetos. Hablando de los viernes… Al principio me encontraba un poco reacio a “renunciar a mis viernes” pero ahora veo que para la motivación que me daban las charlas de aquella gente tan determinada y trabajadora, en poco se quedaban esas dos horas. Así fue como yo viví el primer curso, con cansancio, nervios, estrés, pero siempre con humor y alegría. 

 

La segunda parte del curso fue indescriptible, pasé de ir y venir con prisas de los tres primeros meses con el MIT a esperar ansioso delante del ordenador a que “el organizador me diese permiso para asistir a la reunión”. Puedo jurar que para mí, lo que estábamos haciendo, poco o nada tenía que ver con unas cLAsEs. Y por favor, no me malinterpretéis, aprendí, y vaya si lo hice. Probablemente no aprendía con tanto gusto y PASIÓN desde primaria así que desde aquí le doy las gracias a Andy (mi tutor) por ser INCREÍBLE. Creo que lo puedo intentar pero que en la vida llegaré a encontrar a una persona igual de digna de una estatua como él. Lo que Andy me hizo querer aprender (incluso más que antes) no está escrito. Si algo le sobra, es personalidad y de verdad que lo agradezco infinitamente.

“Comed tantas croquetas como podáis y ¡por favor seguid siendo personas realmente excepcionales! ¡Muchas Gracias!” Así terminaba la carta que no solo nos escribió en castellano, sino que también nos la leyó de una manera tan emocionante que cualquiera ajeno a la situación pensaría que estábamos cortando cebollas mientras veíamos el final de CMBYN. 

Aparte de lo dicho y TODO lo que quedaría por decir de él, ha sido un magnífico tutor, no solo nos ha enseñado de verdad, también se ha preocupado por nosotros y nos ha dado grandes consejos y unos feedbacks dignos de pocos profesores. Su manera de “dar clase”, si así debemos llamar a aquella charla amigable llena de conocimientos y risas, era tan única que la mera idea de perderse una ya era triste. 

Por otro lado, los proyectos eran una delicia para le mente, pues todas, o muchas de aquellas cosas que en el instituto se pasan por alto o simplemente se ignoran, eran aquí tratadas de una manera muy real. No como un simple relleno de la materia, y es por eso por lo que habilidades como el vocabulario específico o las capacidades de improvisación de todas han crecido -en mi opinión- notablemente. Es de agradecer que los proyectos fuesen tan libres y contemporáneos, creo que eso desde luego ha sido algo que no solo nos vino bien a l@s becari@s, sino que nos será realmente útil para nuestro futuro profesional y lingüístico. 

 

La otra gran parte del programa de Cambridge, fue sin duda mi clase: El área/aula 51. De verdad que yo pensaba que era asocial, pero es que conocer a esta gente me ha enseñado que, con las personas adecuadas, todo el mundo se puede sentir especial. Y puede que suene a tontería de taza de Mr. Wonderful, pero de verdad que creo que no las voy a olvidar en la vida. Las clases dejaron de ser parte de la rutina para ser un descanso y poder desconectar de todo lo demás. Si por algún motivo alguien de la clase 51 está leyendo esto, os quiero mucho y os doy las gracias, más de las que se pueden dar, por las MARAVILLOSAS tardes juntas. Espero que algún día la distancia entre todas desaparezca y quizá conoceros más allá de la pantalla. A Mandy (con sus anécdotas del verano y las cucarachas), a Ro (con su iniciativa siempre dispuesta a leer), a Nuria con su vocabulario sacado siempre de canciones, a Carla (siendo una persona maravillosa) a Sergio… no sé qué decirte XD y a todas las otras becadas que me hacían disfrutar del inglés como un niño. 

 

Gracias por último a la FAO por la oportunidad y por intentar hacer algo tan difícil como es hacer feliz y ayudar a tanta gente. Nunca me olvidaré.

WhatsApp Image 2021-07-13 at 14.56.13.jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 14.57.06.jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.02.51 (3).jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.02.51 (2).jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.02.51.jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.02.51 (1).jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.31.43 (1).jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.31.43.jpeg WhatsApp Image 2021-07-13 at 15.34.38.jpeg WhatsApp Image 2021-07-08 at 08.55.28.jpeg InkedSharedScreenshot1_LI.jpg wiggy andy2.jpg IMG_20210111_183102.jpg hab de niria.jpg